viernes, 25 de julio de 2008

Silencio en la noche


Paseo en la noche oscura.
Estrellada, silenciosa.
La luna me observa como cada noche.
Es mi gran compañera, nunca me abandona.

Sigo paseando.

Un ligero viento ondea mi melena con suavidad.
Siento un olor fresco a humedad, viene de las montañas,
las observo a lo lejos y respiro profundamente su aroma.
..................
Que agradable sensación.

De repente se rompe el silencio.
Escucho unas voces a lo lejos,
tres mujeres pasean como yo
al cruzarme con ellas, casi sin mirar, nos saludamos.

Vuelve el silencio.

Quiero seguir paseando
pero pasa de media noche
la temperatura ha bajado
y estoy llegando a casa.

Mañana retomaré mi paseo.

5 comentarios:

jordicine dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javi dijo...

Esos paseos en soledad a horas en las que casi no queda nadie, en las que la ciudad parece que duerme... son momentos nobles, como tesoros encontrados y de los que beber vida.
Grato paseo. Es mi deseo para ti hoy.
Un beso

Mond dijo...

Me encantó la frase "respiro profundamente su aroma", el cual llega hasta México con la ayuda de tus letras... hermosas como siempre.

Gittana dijo...

Adoro estar en silencio, adoro la noche, adoro seguir en silencio...

Anónimo dijo...

Mmmm. Esos paseos mágicos y de silencio por la noche ayudan a encontrar esa paz que tanto anhelamos. Y aún es mejor retomarlo...para no dejar que nunca se acabe.
Your capgrós.