jueves, 10 de abril de 2008

Es la misma luna


Es la misma luna que nos ve hace tiempo,
que nos ve distantes, pero siempre unidos.
Es la misma luna, aquella, plateada,
la que nos regala su luz y misterio.
Es la misma luna, la de las bengalas,
la de aquella noche, cuando entre suspiros,
estiraste el brazo queriendo alcanzarla.
¿Recuerdas? Parecíamos dos niños,
que con la mirada nos decíamos todo,
dos niños descubriendo el mundo,
dos seres eternos, la luna, tus ojos.
Y fue aquella noche, la de luna llena,
me vi en tu mirada, te viste en la mía,
y cantaron ángeles... y en su profecía
grabaron a fuego nuestro amor profundo.
Es la misma luna que grita tu nombre,
y la que en silencio escucha tu voz,
esa que me trae tus caricias de hombre,
y que en el oído me grita tu amor.
Es la misma luna que nos ve hace tiempo,
la que en madrugada cobijó este amor,
la que con sus hilos de misterio y plata,
guardó para siempre, en ti mi corazón.

2 comentarios:

Nenos dijo...

See Please Here

Mond dijo...

¡Qué hermoso! Siempre, siempre he visto a la luna como cómplice... es por eso que me llamo como me llamo.

Gracias por compartir.