viernes, 12 de diciembre de 2008

A veces las cosas no salen como uno quisiera,
a veces duele tanto que nos vamos rindiendo
y no sabemos si es una pesadilla y va a terminar
o es que despertamos de un sueño y comienza la realidad.

A veces pienso que ya no se que hacer para no correr desesperada en tus brazos, o no hundirme en la tristeza.
Lo peor es que siento como si a nadie le importara, me encuentro sola en una jungla con nada mas que yo misma.
Y tu no me dices como hacer para no extrañarte, para no necesitarte, solo me miras dulcemente a los ojos, pero sin comprender lo que yo siento.
Es que nadie entiende lo que siento? Acaso siento demasiado??.
A veces me mantengo de pie jugando a ser fuerte en tu presencia, pero me derrumbo al instante en cuanto te das la vuelta.
Y sé que no tiene sentido porque me hago daño, me miento e intento suicidar una ilusión.
Me dijeron que estaba enamorada con solo mirarme a los ojos al hablar de ti, y yo solo sé que enamorada es corta la palabra cuando se ama como yo te amo, cuando yo sé que si tu no estas mi vida nada será.
No sabes cuanta falta me haces, me duele no tenerte a mi lado, y que el tiempo pase tan rápido cuando estoy contigo, que no me da tiempo a expresar todo lo que tengo para dar.
Sin embargo así sigo por la vida, extrañándote como nadie lo entenderá jamás, necesitándote a tal medida que cien besos no me dejan saciar, luchando contra los sentimientos de mi corazón para continuar, amándote como nadie lo va a hacer jamás..

1 comentario:

Vampi dijo...

Deseaba volver a leer algo tuyo, pero no esperaba que me llegase tan adentro. Cuantas veces me he sentido en tu piel, he olvidado el número. Peor es no poder aliviarte siquiera con un beso, un abrazo, y pasar uno, dos, tres meses hasta volverse insufrible todo lo que guardas en tu interior, a más tiempo más dañino.
Un día escribí algo parecido a lo tuyo "Quiero despertarme y nada recordar, y si estoy despierto volverme a dormir y soñar". Pero seguimos aquí, porque realmente hay algo precioso en ello. Aprovecha cada uno de esos cien besos como si fuese el primero, como si fuese el último.

No digas que nadie te entiende...te entiendo.

Un beso.