viernes, 19 de septiembre de 2008

Te extraño


“Aunque tenga ganas de llorar el nudo en mi garganta quizás no sean lagrimas, sino deseos de hablarle, besarle, abrazarle, dejar todo por el, escuchar su risa y su hilo de voz inolvidable. Me esfuerzo pero no puedo, la distancia es la peor atrocidad, su recuerdo cae por mi lagrimal, descubrí que es mi otra mitad, en mis noches tristes de redundancia he descubierto una verdad que me quita el sueño: el amor solo cura la distancia…”

Te extraño;
Mis mentiras añoran tus verdades,
mis abrazos extrañan a tus manos,
mi boca para siempre será tu boca,
mi camino no es el mismo sin tus pasos.
Te extraño;
tu renuncia, el quedarnos con la duda,
y mis ojos son ajenos sin tus labios
rememoran la calma de tus noches,
están muertos, son dos puntos solitarios.
Te extraño;
la sombra de tu ausencia me provoca,
siento que muero, no puedo, sigo viva,
me resisto a naufragar en el olvido,
mi corazón me reprocha cuando río,
y cuando duermo, lo único que sueño es contigo.

2 comentarios:

jordicine dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mond dijo...

Extrañar... simplemente una señal más de nuestra humanidad... de nuestro estar vivos... de nuestra vulnerabilidad...